Vuelven a estar de actualidad los convenios colectivos.

La Constitución Española, en su artículo 37, garantiza el derecho a la negociación colectiva laboral entre los representantes de los trabajadores y empresarios, así como la fuerza vinculante de los convenios.

El convenio colectivo es un acuerdo escrito celebrado entre los representantes de los trabajadores y de los empresarios para regular las condiciones de trabajo, sindicales y económicas.

El ámbito de aplicación de los convenios colectivos puede ser:

  • Geográfico: nacional, autonómico, provincial y local.
  •  Funcional: aplicable a una rama o sector de actividad, construcción, metal, etc.
  • Personal: afecta a todos los trabajadores de una empresa, o a un grupo o franja de ellos.
  • Temporal: vigencia que acuerdan las partes negociadoras.

Los convenios colectivos podrán regular materias de índole económica, laboral, sindical, y todas las que afecten a las condiciones de empleo.

Las condiciones establecidas en un convenio de empresa tendrán prioridad de aplicación respecto del convenio sectorial estatal, autonómico o de ámbito inferior.

Las partes legitimadas en el proceso de negociación colectiva son:

  • Los trabajadores (comité de empresa, delegados de personal, secciones sindicales, sindicatos).
  • Los empresarios (empresarios o sus representantes, organizaciones empresariales).

Las fases de la negociación colectiva son:

  • Propuesta de negociación.
  • Respuesta.
  • Constitución de la comisión negociadora.
  • Registro y publicación.

 

Para conocer más sobre este tema puedes consultar nuestro libro “Formación y Orientación Laboral