Cómo interpretar la factura de la electricidad.

Consejos para evitar un consumo excesivo de energía.

Cada vez es más urgente realizar un consumo responsable de la electricidad. Cuando ahorramos energía, no solo se ahorra dinero, sino que se contribuye a evitar el agotamiento de los recursos naturales y a disminuir la contaminación.

Todos podemos poner en práctica algunas medidas sencillas para reducir el consumo innecesario de energía eléctrica:

  • Contratar una tarifa eléctrica con discriminación horaria.
  • Utilizar electrodomésticos con la máxima eficiencia energética.
  • Desconectar los electrodomésticos cuando no se están utilizando y no dejarlos en modo de espera.
  • Apagar las luces de una habitación si no se está en ella.
  • Utilizar bombillas de bajo consumo.
  • Poner la lavadora o el lavaplatos solo a carga completa.
  • Controlar el consumo de iluminación, frigorífico, calefacción y televisión.
  • Aislar adecuadamente la vivienda.
  • Seleccionar una temperatura razonable cuando se programa la calefacción y el aire acondicionado.
  • Saber interpretar los distintos conceptos que figuran en la factura de la electricidad.

Cada compañía eléctrica tiene su propio modelo de factura, pero todas incluyen los siguientes conceptos:

  • Potencia contratada: es la potencia máxima en kW disponible en el domicilio. Debe estar ajustado al consumo real, ya que por cada kW de potencia disponible se paga una cantidad diaria, independientemente de que se haya consumido o no.
  • Energía consumida: es el consumo real en el tiempo facturado. Se paga una cantidad por cada kWh consumido.
  • Impuesto sobre la electricidad: es un impuesto que se aplica sobre la suma del importe de la potencia contratada y la energía consumida. Se destina a invertir en el desarrollo de energías alternativas.
  • Alquiler de equipos de medida: los contadores suelen pertenecer a las compañías eléctricas, que cobran una cantidad diaria por su utilización.
  • IVA: es el impuesto sobre el valor añadido, que se paga al comprar cualquier producto o recibir un servicio. Es un porcentaje que se aplica sobre la suma de todos los demás conceptos de la factura.

Puedes conocer más sobre consumo y ahorro energético en nuestro libro “Física y Química”. Ámbito Científico y Matemático. PMAR 2º ESO.