Modelos educativos de futuro.

Los docentes tienen un papel clave en la definición de la escuela del futuro.

La Fundación Telefónica y Ariel, mediante un estudio basado en más de 4.000 entrevistas a alumnos de 6 a 18 años, a 30 familias y a responsables de 10 escuelas de los 5 continentes, ha concluido que se pueden establecer cinco modelos educativos de futuro.

Todos con soporte de tecnología y en tres tipos de escenarios: enseñanza estimulante, aprendizaje colaborativo y aprendizaje personalizado.

Estos son los cinco modelos propuestos:

El desafío
Basado en la resolución de desafíos interdisciplinarios en lugar de asignaturas. Las tecnologías claves para este modelo son contenidos estimulantes multidispositivos (videojuegos, realidad aumentada…), repositorios de contenidos inteligentes y una plataforma común.

Aprendizaje incentivado
Se apoyo en el aprendizaje autónomo del alumno, aunque son los profesores quienes determinan los contenidos y facilitan los recursos. El alumno debe crear su propia base de conocimiento a partir del material aportado y del que vaya descubriendo. Las tecnologías a utilizar son: sistema de guía en la búsqueda de contenidos en la web y repositorio de contenidos autodescubiertos (CMS personalizado).

La escuela y la comunidad
La escuela extiende la comunidad de aprendizaje con agentes externos (padres, profesores de otros centros…) Los objetivos de aprendizaje incluyen experiencias aplicadas al desarrollo profesional de las distintas asignaturas, así como a la adquisición de habilidades sociales e interpersonales. Las tecnologías claves son: sistemas de colaboración en tiempo real, de gestión del contenido generado y para la búsqueda de los miembros de la comunidad.

Entornos potenciadores en red
Los agentes se agrupan bajo diferentes entornos, en función de valores y principios pedagógicos compartidos. Así, el alumno aprende con agentes profesionales (profesores y generadores de contenidos) certificados por la propia entidad educativa y recomendados por el tutor. Las tecnologías recomendadas son: realidad aumentada, contenidos y ejercicios para el alumno y salas virtuales.

Autonomía en red
La escuela es sustituida por una red global de educación con proveedores de contenidos y agentes educadores (profesores y tutores (y entidades certificadoras que aseguran el cumplimiento de normativas y directrices educativas internacionales, nacionales o locales. Las tecnologías clave son: un mercado virtual donde los agentes pueden ofrecer sus servicios, una red de aprendizaje de aprendizaje personal y un sistema que restringe el acceso a contenidos no certificados.